El blog donde comparto mis medios de entretenimiento: videojuegos, cartas, juegos de mesa, rol, aplicaciones y eventos

martes, 11 de octubre de 2016

Disciplinas de Vampiro: Vicisitud (1)

La disciplina de Vicisitud otorga a los vampiros que la practican el poder modificar el cuerpo de cualquier otro ser mortal o inmortal. E incluso, a ellos mismos. Es conocida principalmente por el clan Tzimisce, por lo que sus efectos pueden ser atroces.

Y es que para las víctimas de las alteraciones producidas por esta disciplina, excepto para los vampiros de igual o menor generación que el causante, las heridas producidas son permanentes. Los vampiros más poderosos podrán curarse de forma similar al daño agravado.

Curiosamente, los Nosferatu (y otros clanes con problemas de aspecto) se curarán de las alteraciones que les supongan perfeccionar su aspecto.


El uso de esta disciplina requiere un gran conocimiento de Medicina por parte del vampiro que la realice. Normalmente, la utilizan para esculpir su propio cuerpo y hacerlo monstruosamente bello y aerodinámico. Ya os podréis imaginar el objetivo de hacerlo sobre sus víctimas.

Nivel 1 - Semblante Maleable
Como su nombre indica, el vampiro podrá realizar pequeños cambios sobre su propio cuerpo que le proporcionen otro aspecto, un poco más de altura, un cambio en el tono de voz o cambiar algo su tono de piel.

Para llevarla a cabo, el jugador tendrá que gastar un punto de sangre del personaje por cada zona del cuerpo que quiera modificar y haciendo una tirada de Inteligencia + Medicina con dificultad 6.

Si se quiere copiar el aspecto o la voz de otra persona, se realizará entonces una tirada de Percepción + Medicina con dificultad 8, necesitando al menos 5 éxitos para conseguir ser exactamente como la otra persona. Si se consiguen menos éxitos, serán visibles ciertas inexactitudes.

También es posible aumentar el rasgo Apariencia, gastando un punto de sangre por cada punto a incrementar y realizando la tirada de Inteligencia + Medicina con dificultad 9. Si la tirada fracasa, el rasgo de Apariencia se reducirá en uno de forma permanente.


Nivel 2 - Moldear Carne
Con este nivel se consiguen modificaciones mayores que el anterior, pero aplicadas sobre los tejidos y cartílagos de otras criaturas. Los huesos permanecerán inalterados con este nivel. Con ello, los Tzimisces consiguen que sus sirvientes puedan adquirir un aspecto monstruoso e intimidatorio.

Tras gastar un punto de sangre, el personaje ha de atrapar a su víctima y realizar una tirada de Destreza + Medicina con dificultad entre 5 y 9, según se quiera hacer una transformación bruta o más precisa.

Igualmente, también puede utilizarse para reducir o aumentar el rasgo de Apariencia de otra persona, siendo normalmente dificultad 9 para aumentarla y dificultad 5 para reducirla. Excepto si se quiere realizar una desfiguración más precisa, que requiere una mayor dificultad.

También puede desplazar algunas partes del cuerpo para conseguir reforzar alguna zona frente ataques, gastando un punto de salud o un punto de Fuerza y haciendo una tirada de Destreza + Medicina con dificultad 8. Por cada éxito conseguido, conseguirá aumentar en uno su resistencia.


No hay que menospreciar esta disciplina y mucho menos, darle la mano a un Tzimisce. Todavía quedan niveles más potentes de esta disciplina vampírica, que veremos más adelante.


Quizás te interesen estas entradas:
· Bertram Kastner - Relato interactivo de un vampiro
· Vampiro: La Mascarada
· Disciplinas de Vampiro: Quimerismo
· Disciplinas de Vampiro: Dominación

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada